Posteado por: Desty | 7 junio 2008

¡¡Hasta aquí!!

He estado pensando en la paciencia que puede tener el ser humano. Porque cuando te piensas que ya está bien, que ya has superado la frontera… se respira hondo y aguantas otro tirón más. Y así pueden pasar años.

¿Y cuando, realmente, se llega al límite? ¿Qué espacio de tiempo, real, debe pasar para que uno se de cuenta, de que no irá más allá, de que no va a continuar en esa situación durante más tiempo?

Creo que no es cuestión de llegar a un límite. Ni tampoco cuestión de tiempo. Simplemente te das cuenta de que las cosas no van a cambiar. De que esa situación va a seguir eternamente igual. De que por mucho tiempo que pase, las cosas seguirán siendo las mismas.

Y entonces reaccionas. Y de repente, piensas cómo has sido capaz de aguantar tanto, cómo no has hecho eso antes, cómo no habrás actuado con más rapidez. Y crees, que lo que ahora haces, deberías haberlo hecho mucho antes. ¿Y por qué no lo has hecho antes? Solo se me ocurre una respuesta: miedo. Pero no hay que tener miedo. El miedo es sólo un estado de la mente. El miedo solo se siente en la cabeza, no en el corazón. Así que a tirar pa’lante (que pa’tras ya te dolió bastante)

Supongo que a mi me han tocado tanto la moral, que ha acabado en carne viva… y claro, he tenido que reaccionar. ¿Guerra fría? ¡Pues guerra fría! A ver quien puede más. Porque a buenas una puede llegar a ser tonta. Ahora bien, ¿a malas? A malas tengo mucha imaginación y, afortunadamente, gente que está dispuesta a colaborar. Por que al final no estás sola. Cuando piensas que tiras de la cuerda sin ayuda, miras a tu alrededor y ves que hay quien está tirando contigo… y el peso se hace más ligero.

Anuncios

Responses

  1. Ahí, ahí, ese es el espíritu!

  2. UUU que buen blog te sarpas usando tu creatividad y gran variedades de imagenes
    Visita mi blog:

    http://pelicula4.blogspot.com/

  3. No siempre es por miedo. Muchas veces dejamos de hacer las cosas por pereza, porque ¿para que voy a moverme con lo bien que estoy aquí? y porque ese dicho de “mas vale malo conocido que bueno por conocer” es muy peligroso.
    Muera la apatía y el conformismo. Digamos que no a lo que no nos gusta, y atrevámonos a decir que sí a lo que aún no sabemos si nos gusta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: